Cómo ponerse en forma después del verano

Publicado en: Compras » Deportes

Las tapas, las paellas, las cervezas o las horas muertas torrándose al sol están muy bien, pero dejan secuelas. Si has vuelto del verano con 'algún' kilito de más, septiembre es el momento ideal para volver a ponerse en forma.

Si has decidido que el final del verano es el momento ideal para cambiar tus hábitos de vida y entregarte a la vida sana, estás de enhorabuena. Con las temperaturas más frescas del otoño, sin llegar al frío invernal, ahora es el momento ideal para calzarse las zapatillas y ponerse a hacer deporte. Te contamos algunos consejos para que te sea más sencillo ponerte en forma. Pero recuerda, sin esfuerzo ni una considerable fuerza de voluntad no lo conseguirás. Ya lo dicen los ingleses: no pain, no gain.

1.- Crea un planning de ejercicios que te ayude a crear hábito:

Bien. Ya has decidido que quieres aumentar tu actividad física, e incluso has decidido el deporte al que te vas a dedicar. Bien si te has decidido unirte al deporte de toda la vida pero que ahora está particularmente de moda, el running, o bien si te decantas por otras opciones como el ciclismo, la natación, el tenis, el montañismo o el paddle (por citar algunos), lo ideal es que te crees un planning semanal de actividades, y que te ciñas a él. Pero que sea razonable. Salir a correr solo cuando tienes tiempo, cuando te apetece, cuando no llueve ni hace frío, puede llegar a ser una "fábrica de excusas" que impide que hacerlo se convierta en hábito. Llega a las 3 semanas de ejercicio continuado, y serás un deportista nato.

2.- Equípate adecuadamente:

Aunque pueda parecerte que la camiseta de "Contrucciones Paco" que te regaló tu cuñado o esas zapatillas de hace 8 años pueden estar bien para comenzar, lo cierto es que hacer deporte con lo primero que pilles en el armario puede ser muy contraproducente, y en el peor de los casos, acabar en lesión. Equípate con cabeza, sin prisas, leyendo mucho y dejándote asesorar por expertos. Y con un presupuesto máximo, porque muchas veces cuando comenzamos a practicar un deporte se nos va la cabeza y pensamos que por comprar cosas caras lo haremos mejor. Muchas tiendas online tienen secciones dedicadas a ofrecer mucha y muy variada información para practicar deporte. En beruby dispones de toda una sección de Deportes con la que sumar cashback por tus compras online de material deportivo.

3.- Haz deporte con amigos:

Un buen truco para que te sea más sencillo crear el hábito de hacer deporte es hacerlo con amigos. ¿Por qué? Siempre es más difícil encontrar excusas para "engañar" a amigos que para engañarse a uno mismo. Socializar en el deporte, además, lo hará mucho más entretenido.

4.- Compatibiliza ejercicio y ocio:

Hay gente para la que hacer ejercicio es tremendamente aburrido. Lo mejor es pensar en positivo: el deporte puede llegar a ser muy divertido y adictivo. Pero si no es así, siempre hay trucos para hacer más llevadero el hacer deporte. Por ejemplo, si prefieres quedarte en casa a ver tu programa favorito o viendo una película, ¿por qué no hacerlo montado en tu bicicleta estática delante de tu televisor, o con la película puesta en tu tablet u ordenador portátil? ¿O por qué no salir a correr con la música que más te motiva? Creáte una lista de powersongs en Spotify con tus canciones más cañeras, ¡y volarás sobre la pista!

5.- Pésate de forma habitual:

Durante mucho tiempo ha existido un intenso debate sobre si era recomendable pesarse frecuentemente, o por el contrario era contraproducente. Un estudio reciente realizado en Estados Unidos ha determinado que pesarse a diario "refuerza el entusiasmo para no abandonar las conductas saludables y alienta el descenso de peso". Eso sí, si se hace cada día, procura que sea en las mismas condiciones ya que el peso puede variar a lo largo del día.

6.- Modifica tus hábitos alimenticios:

Un cuerpo sano se modela un 70% gracias a la alimentación y un 30% por el ejercicio. Si te matas a hacer ejercicio pero después te alimentas habitualmente de comida rápida (por poner un ejemplo radical), conseguirás un beneficio muy limitado. Interésate por el mundo de la nutrición y cambia también tus hábitos. Descubrirás en la alimentación un apasionante (y complejo) mundo. Pero no te obsesiones, en un mundo frenético como el nuestro, variar un poco tu alimentación te supondrá un enorme beneficio.

7.- Comprende los beneficios de la vida sana:

¿Por qué quieres hacer ejercicio? ¿Por conseguir entrar en la ropa de hace 3 años o por gustarle a tu compañer@ de clase? No, empieza por quererte a ti mismo y cuídate lo primero por ti como primera razón. Hacerlo disminuirá tus posibilidades de padecer enfermedades graves y alargará tu esperanza de vida. Cualquier otra motivación hará que cuando la alcances dejes de cuidarte y vuelvas a los hábitos anteriores. Ah, y suerte con ese/a chic@ ;)

8.- La importancia de saber descansar:

Tu cuerpo necesita también descansar, y un buen descanso es esencial para rendir en el deporte y mejorar con el tiempo. Saber entender estos tiempos de descanso es muy importante, y deberán estar claramente definidos en tu planning semanal. Y por supuesto, intenta dormir tus 8 horas en la medida de lo posible.

¿Cuáles son tus secretos para ponerte en forma tras el verano?

¡Cuéntanoslos en los comentarios!



Opiniones